Samsung quiere dejar de pagar patentes a Microsoft

Samsung quiere dejar de pagar patentes a Microsoft. La empresa surcoreana manifestó su voluntad de cesar los pagos por patentes hacia la compañía de Redmon.

Samsung quiere dejar de pagar patentes a Microsoft

Un principio de acuerdo entre ambas compañías es que Samsung comience a producir smartphones con Windows Phone  y comparta información. Cada dispositivo que Samsung venda con la plataforma de Microsoft, será descontado de la royalitie que la empresa surcoreana deba pagar.

La compañía de software estadounidense le inició una demanda a la compañía surcoreana ha incumplido el trato mencionado en el párrafo anterior. Samsung no ha pagado las patentes correspondientes por la venta de smartphones que tengan como sistema operativo a Android.

Microsoft es una de las empresas pioneras en desarrollo tecnológico. Por este motivo, la misma ha registrado decenas de miles de patentes a lo largo de su historia, muchas de las cuales finalmente no ha desarrollado.

Pero por el solo hecho de tener la patente registrada, la ley indica que cualquier otra compañía deberá pagarle a Microsoft un porcentaje por cada producto vendido que haya utilizado esa patente. A este porcentaje se lo denomina Royalties.

Samsung, Google, Apple y la gran mayoría de compañías del sector tecnológico llegaron al mercado muchos años después que Microsoft. Por este motivo, estas compañías llegaron tarde para registrar patentes. Mucho de los productos que la competencia vende hoy en día deben pagar una royalitie a Microsoft para estar autorizadas a fabricarlos y venderlos.

Las royalities son uno de los principales ingresos de la compañía estadounidense. Las patentes son una fuente de ingresos muy rentables, ya que con solamente registrar el diseño de un nuevo producto, la empresa puede solicitar ingresos por derechos de autor.

Es un negocio muy beneficioso, ya que la empresa que registró la patente puede obtener ingresos sin la necesidad de instalar una cadena de montaje ni contratar empleados para producir el producto.

Microsoft reclama 6.900.000 dólares por daños y perjuicios, y otros 1.000 millones de dólares en conceptos de royalities impagas del año 2013. Samsung se niega a pagar porque dice que Microsoft viola la ley antimonopolio estadounidense. Es cuestión de esperar a ver que dictamina la justicia norteamericana.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *