Microsoft ha hundido un centro de datos en el océano. Entérate de lo que pasó

Sorprendente sería algo sumiso para describir lo que ha hecho Microsoft, pues recientemente hemos visto noticias y seguramente habrás escuchado acerca de que Microsoft ha hundido un centro de datos en el océano y la verdad suena poco cuerdo y más aún cuando sabemos que es una decisión y no un accidente.

internet-2152513h350

Y es que se trata de un nuevo proyecto de Microsoft, el cual lleva por nombre Proyecto Natick y que el mismo Director del proyecto (Ben Cutler) ha dicho que lo que se intenta es desafiar lo convencional y encarar el problema desde un ángulo totalmente diferente.

Pero muchos se estarán preguntando ¿Qué problema? ¿De qué se trata el proyecto? Y es que hundir un centro de datos debe tener razones realmente motivantes, como en este caso lo que se busca es “enfriar” los centros de datos para aumentar todo su rendimiento y productividad, pero recordando además que es tarea de todos reducir la demanda de energía para preservar y conservar el planeta, y con ello nuestra existencia.

El recalentamiento es quizás uno de los mayores problemas para los servidores y centros de datos, y más si analizamos la capacidad y los gigantescos gastos en factura de electricidad que deben tener estas compañías, así como el alto impacto sobre nuestra atmosfera, pues desde los más pequeños hasta los más grande, e imagina entonces los centros de datos que debe manejar Microsoft, más ahora cuando en estos tiempos todos nosotros utilizamos los famosos datos “en la nube” que en realidad están almacenados en esos centros.

Por todo esto, la solución según Microsoft está debajo del mar, pues no habría problemas con las altas temperaturas; y este centro lo han sumergido en costas Californianas, protegido por una capsula de acero de cerca de 2.5 metros de diámetro y que se encuentra sellada con placas de metal; pensando entonces cerca de 17.000 kilogramos.

Hasta el momento toda funciona perfectamente allá abajo en el océano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *